Viajes de sensibilización

 

Sin duda has oído hablar de los «Países del Sur»...

Sin duda has oído hablar de los “países empobrecidos”. Lo has visto “de lejos” en alguna charla y sobre todo, a través de la TV..., pero la realidad es mucho más dura y rica a la vez. Una cosa es oírlo y verlo desde lejos y otra muy diferente es experimentar en tu propia vida todo eso que supone compartir con realismo el día a día de la gente, con las comunidades cristianas. Aquí en el “Norte”, a pesar de la crisis económica, normalmente tenemos mucho más de lo que necesitamos para vivir. Allí no tienen ni lo más necesario para comer, vestirse, velar por su salud... ¿Por qué?

¿Lo quieres ver realmente de cerca?

¿Quieres conocer la profunda esperanza, a pesar de la inmensa pobreza, de los hombres y mujeres de los países empobrecidos? Te invitamos a venir con nosotros y a aprender, durante un mes, los valores del compartir, tan olvidados por nuestra sociedad individualista y competitiva.

Te ofrecemos la posibilidad de aprovechar tus vacaciones de una manera diferente de como lo has hecho hasta ahora. No te ofrecemos ningún viaje de turismo (si es lo que quieres, ves a cualquier oficina de viajes). Nosotros te ofrecemos una experiencia de vida solidaria con los empobrecidos de la tierra.

Viajes, ¿a donde?

A. NICARAGUA

Estancia con familias de las comunidades de base de la periferia de la capital. Después, visitas y estancias en las zonas rurales : Tola (sur del país), Matagalpa, San Ramón (centro norte), Masachepe El Arenal (cooperativa agrícola)

B. EL SALVADOR

Unos días en la capital en la parroquia suburbana de S. Antonio Abad o en el albergue de las comunidades cristianas. Después, estancias o visitas entre tres opciones: Morazán (este del país), Chalatenango, Guarjila (norte), Zona suburbana de la capital.

C. GUATEMALA

Unos días en un albergue de la capital y de la periferia. Después, en pequeños grupos, en diferentes comunidades de retornados o indígenas.
 
NOTA: no hay un programa de viaje estricto, puesto que puede variar dependiendo de las circunstancias de las comunidades que nos acogen cada verano.

Objetivos

 

Testimonios

Puedo acudir al trabajo, relacionarme con mis amigos y hasta continuar hablando de temas triviales, pero en algún momento hablo de la pobreza y les cuento la historia de una niña, Susana, que con doce años, cuidaba sola a su padre tetraplégico; sorprendentemente en algún momento me he encontrado abrazada a mi amiga del alma recordando como abrazaba a Anna Isabel cada mañana cuando se marchaba a la escuela; en algún punto puedo decir gracias a mi madre cuando veo que se esfuerza para que no me falte nada y aparece en mi mente María, que con treinta años y seis hijos, nos alojó, a mí y a Lluïsa, ofreciéndonos su cama, mientras ella y su marido dormían en el suelo.

He cambiado, sí, y cuando soy consciente, una gran felicidad me embarga y me anima a ser esta Neus diferente.

Neus Tortosa

 

Guatemala te muestra contrastes terribles. Te muestra la injusticia tan clara como nunca la había podido ver. Pero por otro lado, te amplía el sentido de palabras como: AMISTAD, SOLIDARIDAD, ESPERANZA, COMPROMISO, GENEROSIDAD COMPARTIR, PERDÓN, LUCHA... Y eso tiene un precio incalculable en los tiempos que corren y en una sociedad como la nuestra, marcada por el egoísmo y la falta de valores.

Un viaje así te hace cuestionar muchas cosas. Cosas sobre el funcionamiento del mundo, y lo que es más importante, cosas sobre tú mismo. Puede ser que no se saquen respuestas claras a la infinidad de preguntas que te pueden pasar por la cabeza mientras estás allí , pero, una vez has vuelto: conoces observas, reflexionas....

Eugenia Montblanc

 

Detalles concretos y díptico