Pronunciamiento de SICSAL - ÓSCAR ROMERO ante agresión del Gobierno de Estados Unidos al Pueblo Venezolano

Comunicado2019-01-26

El Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los Pueblos de América Latina Óscar Arnulfo Romero surgió en el año 1980 tras el crimen del que fue víctima nuestro santo, monseñor Óscar Arnulfo Romero. Su voz se escuchó en el planeta, clamando verdad, justicia, solidaridad, libertad, fraternidad, paz, como valores inspirados en el anuncio hecho por Jesús del
Reino de Dios.

Un mes antes del crimen del que fue víctima, dirigió carta al entonces presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter, en la que desde su voz profética, tuvo el valor de señalar que la intervención de los Estados Unidos en su país, antes que ayudar, traería más muerte e injusticia para su pueblo:

Me preocupa bastante la noticia de que el gobierno de Estados Unidos esté estudiando la forma de favorecer la carrera armamentista de El Salvador enviando equipos militares y asesores para  ́entrenar a tres batallones salvadoreños en logística, comunicaciones e inteligencia ́. En caso de ser cierta esta información periodística, la contribución de su Gobierno en lugar de favorecer una mayor justicia y paz en El Salvador agudizará, sin duda, la injusticia y la represión en contra del pueblo  organizado, que muchas veces ha estado luchando porque se respeten sus derechos humanos más fundamentales

(https://www.youtube.com/watch?v=7kqWwmRuA8g)

Hoy, Venezuela está padeciendo la más intensa intervención externa desde que el fallecido presidente Hugo Chávez fue elegido como jefe de Estado. Esta nueva  agresión  cuenta con el apoyo de algunos gobiernos latinoamericanos, que valiéndose de engaños a la población, en la llamada era de la “posverdad” con el uso de “información maliciosa”  terminaron accediendo al poder al amparo de mensajes muy lejanos a los valores del Evangelio y a los derechos humanos. Sin embargo hoy bajo el discurso “cristiano” y de “derechos humanos” atacan sin misericordia al pueblo venezolano, causando graves consecuencias en la vida de las grandes mayorías nacionales.

San Oscar Romero, en la carta aludida a Carter, de manera enfática deploró la injerencia en los asuntos internos de su país y, citando el documento de los obispos en Puebla México, llamó al respeto del derecho a la autodeterminación de los pueblos:

Sería injusto y deplorable que por la intromisión de potencias extranjeras se frustrara al pueblo salvadoreño, se le reprimiera e impidiera decidir con autonomía sobre la trayectoria económica y política que debe seguir nuestra Patria supondría violar un derecho que los obispos latinoamericanos reunidos en Puebla reconocimos públicamente: ‘La legítima autodeterminación de nuestros pueblos que les permita organizarse según su propio genio y la marcha de su historia y cooperar en un nuevo orden internacional’ (Puebla, 505)

Con preocupación, más con la esperanza de que el pueblo venezolano encontrará, mediante el diálogo, la salida pacífica a la difícil situación interna que atraviesa, hoy como SICSAL:

  • Hacemos nuestro el llamado de Monseñor Romero a respetar el derecho a la autodeterminación que tienen todos los pueblos, en este caso, el pueblo Venezolano a decidir en libertad el tipo de sociedad que desea construir.
  • Rechazamos la manipulación de la situación interna que vive el país hermano mediante el bloqueo económico, mediante el uso de la gravísima situación humanitaria de la población migrante para fines políticos y mediante la fuerza de las armas que cada vez más se está esgrimiendo como argumento para acabar con el modelo que se viene construyendo desde hace veinte años, con las muy graves consecuencias que ello trae para la vida del pueblo venezolano y de los pueblos vecinos.

Fraternalmente,

Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los Pueblos de América Latina Oscar Arnulfo Romero

Mons. Raúl Vera López (México), Presidente         Rvda. Emilie Teresa Smith (Canadá), Presidenta

CONSEJO DIRECTIVO: Vidal Rivas (Estados Unidos), Maricarmen Montes (México), Kora Martínez (Centroamérica), Julín Acosta (Caribe), Abilio Peña (Región Bolivariana), Gerardo Duré (Cono Sur), José Manuel Mira (Europa) Sean Cleary (Asia-Oceanía)
Armando Márquez Ochoa (El Salvador)   Abilio Peña (Colombia),  Secretarios