Agenda Latinoamericana

Tal vez el mundo está en un momento óptimo de capacidad de conciencia para poder ser convencido. Somos ya 2500 millones de personas las que estamos conectadas a la red telemática mundial, como una red neuronal de superconciencia de la Humanidad, en la que todos/as podemos participar, sin que nadie pueda acallar nuestra voz. Es la primera vez que tenemos semejante infraestructura lista, y creciendo. ¿Cuándo vamos a alcanzar el punto de masa crítica que introduzca la inflexión de conciencia que necesitamos? ¿No podrá ser ahora, en el seno de esta Revolución que sobre todo es de software?

Ésta sí que es ya hora de empujar ese gobierno mundial que hace tiempo venimos reclamando; hora de apelar a la nueva conciencia mundial para reclamar una distribución justa, equitativa de las ventajas de la tecnología, prohibiendo ya su apropiación privada; ya es técnicamente posible una democracia real y directa, no simplemente de voto representativo periódico; ya es posible implantar la bio-cracia planetaria y poner fin a la dictadura de los derechos humanos antropocéntricos por encima de la Comunidad de la Vida. Son Utopías que hace sólo unas décadas eran sueños todavía irrealizables; es la primera ocasión en que tenemos medios tecnológicos para que esos sueños caigan por su propio peso, como frutos maduros de una acumulación de deseos, de luchas y de conciencia acrecentada.

Entresacado de la Presentación del tema por José María VIGIL y Pedro CASALDÁLIGA