Carta de un cura al exnuncio Renzo Fratini

Enviado por admin el Vie, 12/07/2019 - 21:29
Renzo Fratini
Autor | Autores
Joaquín Sánchez en www.eldiario.es/murcia

 

He leído toda la información acerca de tus declaraciones sobre la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, porque fue un dictador -aunque no estés de acuerdo- que dio un golpe de estado que fracasó y debido a ello se produjo una guerra civil en la que los dos bandos cometieron atrocidades y que con el triunfo de la derecha y nacionalcatolicismo se realizó una cruel represión que costó la vida a unas 140.000 personas, una represión basada en torturas sádicas y terribles, en violaciones, en vejaciones despiadadas. Este dictador se encuentra enterrado en un lugar que se supone sagrado: ¿no te parece que es una blasfemia, un sacrilegio esto?

Dices que por este proceso de exhumación “Franco ha resucitado”, y creo que te equivocas porque su memoria sigue viva en el Valle de los Caídos, una memoria alimentada por una comunidad de Benedictinos. Escuchar al prior, Santiago Cantera, decir que las víctimas fueron voluntariamente a levantar ese mausoleo y que tuvieron un trato no solo correcto, sino con ciertas ventajas, me produce una tremenda indignación porque legitima las atrocidades y las brutalidades del franquismo.

No estaría mal cerrar ese espacio de culto mientras Franco esté enterrado allí porque, insisto, es una ofensa contra todos los principios evangélicos. No estaría mal que esta comunidad se trasladara a otro lugar donde hiciera falta. Y que el estado gestione el Valle de los Caídos y, quien quiera ir que vaya, pero no con la complicidad del culto a un dictador por parte de la Iglesia. Que sea el estado, con sus mecanismos legales, quien diga lo que se va a hacer.

Afirmas, con ese afán de pasar página, que mientras a Franco algunos lo llaman dictador, otros dicen que ha liberado a España de una guerra civil e insistes en que no continuemos peleándonos sobre si tenía o no razón. Afirmas, igualmente, que es peligroso juzgar la historia con nuestra mentalidad porque podemos condenar a inocentes o podemos exaltar a culpables. ¿Eres consciente de lo que conlleva estas afirmaciones? Según ese criterio no se puede juzgar ni a Hitler ni a Stalin. Hay un criterio para juzgar la historia: los derechos humanos. Fíjate que la Iglesia Católica ha santificado a católicos torturados y asesinados en la guerra civil, tiene su propia memoria histórica -aunque con muchas lagunas- y según tu planteamiento no habría que haberlo hecho.

Es significativo que cuando es la derecha la que mata, hay pasar página y cuando mata la izquierda, hay que ponerlo en primera línea. Precisamente, afirmas que hay motivos políticos e ideológicos para la exhumación de Franco, una ideológica que quiere dividir España, cuando lo que pretendéis es el olvido de un dictador. Ya sabes que cuando se olvida la historia, se repite. Te hago una pregunta directa: ¿piensas que las personas que están enterradas en las cunetas hay que dejarlas allí o enterrarlas en un lugar digno?

Otras preguntas directas: ¿Franco era un salvador o un dictador? ¿Promovió la humanidad o la inhumanidad?

Dices que la Iglesia española no es franquista, pero sabes muy bien que hay obispos y sacerdotes vinculados al nacionalcatolicismo, que apoyan incuestionablemente a la ultraderecha y que han tenido un papel importante en el relanzamiento de Vox. ¿Qué papel has jugado en este proceso? Tengo la impresión que has participado en este proceso indirectamente, sin poder precisar exactamente hasta dónde, y, por eso ha habido nombramientos de bastantes obispos conservadores. No es de extrañar que haya obispos y clero en contra del Papa Francisco. De hecho, recientemente hubo una reunión en Madrid de quienes quieren destituir a Francisco: es una parte significativa de la Iglesia que añora el franquismo.

Espero que donde vayas, hagas presente nuestra misión, que no es otra que ser buena noticia para los empobrecidos y mala noticia para los enriquecidos.

Un abrazo desde la discrepancia.

[Tomado de eldiario.es]

Etiquetas