Iglesia comunidad de hermanos y desclericalizada

Enviado por COR Murcia el Lun, 25/02/2019 - 11:04
testimonio
Autoría
Fernándo Bermúdez

 

El clericalismo existente en la Iglesia no responde al espíritu de Jesús, porque, en cierto sentido, él era anticlerical. No ocupó ningún cargo religioso. Sintió la tentación del poder, pero la rechazó (Mt 4,1-10; Jn 6,15). No rompió con la religión oficial de su tiempo, pero asumió con libertad una actitud crítica frente al sacerdocio y al templo. Para Jesús el templo no es el único lugar de culto, porque "a Dios se le adora en espíritu y en verdad" (Jn 4,20-24). Descalificó a los sacerdotes y levitas y dijo que más importante que los sacrificios en el templo es la misericordia con los necesitados que a diario nos encontramos en el camino de la vida. Ahí tenemos, por ejemplo, la parábola del buen samaritano (Lc 10, 25-37). Y afirmó rotundamente que "amar al prójimo vale más que todos los cultos" (Mc 12,33).

Artículo completo en https://www.periodistadigital.com

Etiquetas